Asistencia del Auditor Superior del Estado, Armando Roldán, a la 2a. Sesión Ordinaria de la Asamblea Plenaria de la Comisión Permanente de Contralores Estado Municipio


El L.C.C. Armando Roldán Pimentel, Auditor Superior del Estado de Hidalgo, asistió a la 2a. Sesión Ordinaria de la Asamblea Plenaria de la Comisión Permanente de Contralores Estado Municipio (CPCE-M de Hidalgo), este lunes 29 de enero del presente año, en el “Salón Benevento” de esta ciudad capital, atendiendo a la invitación de la Secretaría de Contraloría Estatal, para dar seguimiento a los trabajos de colaboración, asesoría y capacitación de las diferentes líneas de acción que se han venido realizando, implementando mecanismos alternos de participación social en los municipios y la promoción de las buenas prácticas en las diferentes regiones.

Durante su mensaje, el Auditor Superior del Estado, comentó que promover la mejora de la Gestión del Control Interno mediante la implementación del proyectos y acciones que garanticen el cumplimiento de objetivos y la correcta aplicación de los recursos públicos, es una tarea fundamental de quienes están al frente de las contralorías, por lo que celebró esta reunión y la colaboración estrecha que existe entre la ASEH y la Secretaría de Contraloría para el mejoramiento de las condiciones del trabajo de fiscalización dentro de un control que permita detectar oportunamente los riesgos de integridad.

Galería de imagenes

Contáctanos

  • Dirección Edificio Central: Av. Tecnológico de Monterrey No. 201, Fracc. Residencial Puerta de Hierro, Pachuca de Soto, Hidalgo. C.P. 42080.

  • Teléfono: (771) 71 71910

  • Correo electrónico: correo@aseh.gob.mx

  • Dirección General de Fiscalización Superior Municipal: Camino Real de Pachuca LC-8, LT. 78 MZ SM-1, No. 1527, Zona Plateada, C.P. 42084, Pachuca de Soto, Hidalgo.

Misión

Fiscalizar los recursos públicos con objetividad, imparcialidad, independencia y transparencia en apego a las disposiciones legales y normativas aplicables, con el propósito de impulsar una cultura de rendición de cuentas, dando confianza a la sociedad sobre la correcta aplicación de los mismos, reflejados en el cumplimiento de los planes y programas aprobados.